Té Kukicha

El té Kukicha es una mezcla tradicional de té verde japonés y tallos de la planta cercanos a las hojas. Según la historia su origen reside en los jardines de té de la región de Uji, situada al sur de Kyoto. Su recolección se produce en primavera, en la primera cosecha de Sencha, Gyokuro o Bancha. Tras vender los mejores tés a familias burguesas e imperiales, los agricultores tuvieron la idea de usar el restante mezclado con los tallos próximos a las hojas y venderlo a un precio menor.

Hoy en día el Kukicha en Japón sigue siendo conocido como “el té de los pobres”. En cambio, debido a recientes descubrimientos acerca de los beneficios para la salud y características únicas que aportan los finos tallos que contiene, su demanda se ha incrementado y por lo tanto se ha revalorizado.

TE KUKICHA TAZA

 

Propiedades del té kukicha para el bienestar

Beneficios principales
Las sustancias principales del té kukicha son la catequina, aminoácidos, cafeína (alcaloide) y, especialmente, vitaminas.
El té kukicha contiene vitaminas C y E. Las vitaminas por sí solas ya tienen un efecto anti-oxidante, pero éste se multiplica cuando las combinamos con la catequina. Esta combinación es especialmente efectiva para evitar la peroxidación lipídica, causa principal del envejecimiento. Sin embargo, este efecto disminuye si mezclamos el té con la proteína de la leche, por lo que se recomienda tomarlo solo. Los polisacáridos del té kukicha ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre.

La catequina bloquea el crecimiento de la bacteria del tifus y la disentería. Rompe las toxinas, es decir, las aísla y las elimina del cuerpo, con lo que también se consigue una piel más sana. También ayuda a desintoxicarnos de la nicotina. La catequina frena el crecimiento de las bacterias y fortalece las membranas de las mucosas,  protege la mucosa de las encías y el flúor fortalece los dientes.  Además, los flavonoides limpian la boca, evitando el mal aliento, por lo que el té kukicha acostumbra a tomarse después de las comidas. También es sabido que los flavonoides mantienen la permeabilidad de los vasos capilares y fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos.

Una de las propiedades más importantes del té kukicha es su capacidad para neutralizar la acidez estomacal. Tiene capacidad para alcalinizar el pH gracias a su composición, lo que podría evitar úlceras de estómago debido a una acidez excesiva.  Con esta infusión, podemos evitar todos los problemas asociados de la acidosis en el cuerpo, como el sobrepeso o afecciones renales.  El té kukicha es muy rico en zinc, flúor manganeso o calcio.

Formas de Prepararlo:

1. Receta básica: Kukicha  solo 

-Utilizamos una cucharadita pequeña de té por cada taza de agua.

-Ponemos el agua a hervir e incorporamos el kukicha.

-Dejamos hervir 2 ó 3 minutos hasta que adquiera su color marrón caramelo característico.

-Apagamos el fuego y dejamos infusionar 5 minutos más.

-Tomar sin azúcar, sin lácteos ni otros añadidos.

Podéis guardar las varitas de té en un colador, dejando que se sequen,  y reutilizarlo dos o tres veces más.

2. Kukicha con canela

Para calentar en jornadas frías  y reducir los niveles de azúcar en sangre.

-Incorporar una varita de canela en el momento en que llevamos el agua al fuego y dejarla hasta el final del proceso. Es muy aromático…..

3. Con jengibre

  También tiene la propiedad de calentar. Recomendable cuando pasamos un resfriado y hay que limpiar las vías respiratorias y eliminar mucosidad.

-Rallar un trocito de raíz fresca (mucho mejor que usarlo seco), extraer unas gotas de jugo  e incorporarlas al té cuando ya está preparado.

4. Con cítricos

Para refrescar en jornadas de más calor y si queremos potenciar el efecto antioxidante del té.

-Incorporar un trozo de cáscara de naranja, mandarina o limón unos segundos antes de apagar el fuego y dejar reposar junto al té.

5. Con anís estrellado

Para casi todos los desórdenes estomacales: facilita la digestión y elimina gases.

-Es suficiente con añadir una estrella en el primer momento de la cocción y dejarla hervir junto al té.

 

 

 

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *