Trigo Sarraceno

Buscando y haciendo experimentos en mi cocina, descubrí este maravilloso alimento que favorece la buena digestión es muy manejable para la elaboración de diversas recetas.

Siempre me ha encantado la pizza, pero reconozco que por la noche me sienta fatal, mi digestión se hacía muy pesada, dormía mal, me despertaba con sed, en fin, carbohidratos por la noche NO,NO,NO.

Buscando y experimentando encontré el trigo sarraceno, se puede adaptar muy bien para hacer masas, ya sea para panes, pizzas, bizcochos…….

Esta semana después de unas cuantas investigaciones entre blogs y recetas varias, hice mi propia receta y la verdad que nos ha gustado mucho el resultado.

Os propongo una forma rica y saludable de tomar pizza sin tener toda una serie de problemas digestivos. Si eres celíaco o intolerante al gluten con esta masa no hay problema alguno. En esta receta he utilizado huevo pero  se puede hacer una pequeña variante para veganos sustituyendo el huevo por el preparado de chía ó de lino (dos cucharadas de chía ó lino y un vaso de agua) el gel resultante sustituye al huevo.

Pasemos a conocer un poco el trigo sarraceno:

El trigo sarraceno (Fagopyrum esculentum), es un pseudocereal perteneciente a la familia de las poligonáceas. Popularmente se considera un cereal, pero no tiene nada que ver con el trigo, sino con otras plantas como la acedera, la bistorta o el ruibarbo, y por ello además es libre de gluten. Se considera entonces un pseudocereal que puede que  hayas visto también con el nombre de alforfón, trigo negro, o trigo turco.

 Los usos en la alimentación son muy extendidos, ya que es un alimento muy versátil que se puede consumir en grano y en forma de harina.

Tiene un alto contenido en fibra, favoreciendo una correcta función intestinal, así como ser una buena fuente de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6. En relación a vitaminas y minerales, destaca su contenido en vitaminas B2 (riboflavina), B3 (niacina) y magnesio.

Su composición nutricional por cada 100 g es:

  • Energía: 343 Kcal.
  • Proteínas: 13,25 g
  • Grasas: 3,40 g
  • Carbohidratos: 71,50 g
  • Fibra: 10 g
  • Sal: 1 mg

En caso de consumir el grano como tal, se puede hacer tanto cocido (tiempo de cocción aproximado 15-20 min) como en crudo (mejor ponerlo a remojo previamente).Debemos recordar que al emplear harinas com la de trigo sarraceno, lo mejor es asegurarnos que se trata de harinas certificadas y seguras, ya que muchas de ellas pueden compartir molino con otros cereales con gluten, convirtiéndolo así en un producto de riesgo.

Y dicho esto os dejo AQUI la receta que tanto me habéis solicitado, cosa que me encanta, espero que la disfrutéis y dejéis vuestros comentarios.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *