LA CIÁTICA

La ciática ocurre cuando hay presión o daño al nervio ciático. Este nervio comienza en la región lumbar y baja por la parte posterior de cada pierna. Este nervio controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y región inferior de la pierna e igualmente proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo, parte de la región inferior de la pierna y a la planta del pie.

El nervio ciático es el más grande de los nervios del cuerpo y está compuesto por raíces individuales que surgen de varias partes de la columna vertebral para luego juntarse y formar el “nervio ciático”.

En cada pierna porciones del nervio ciático se ramifican para proveer de nervios a ciertas partes de la pierna; por ejemplo, la nalga, el muslo, la pantorrilla, el pie y los dedos del pie.

 

 Causas más comunes de ciática :

Hernia de disco

-Síndrome piriforme

-Lesión o fractura de la pelvis

-Alteraciones intestinales

-Tensión emocional

 

Síntomas:

El dolor ciático puede variar . Puede sentirse como un hormigueo leve, dolor sordo o una sensación de ardor.

En algunos casos, el dolor es tan intenso que imposibilita el movimiento de la persona.

Algunas personas presentan dolor agudo en una parte de la pierna o la cadera y entumecimiento en otras partes. El dolor o el entumecimiento también se puede sentir en la parte posterior de la pantorrilla o en la planta del pie. La pierna afectada puede sentirse débil.

 

Qué indicaciones debemos seguir?

  • Mantener reposo únicamente durante los primeros días.
  • Realizar actividad física, como puede ser andar durante 20-30 minutos.
  • Aplicar calor durante 15-20 minutos.
  • Fortalecer la musculatura tanto de la columna vertebral como de los abdominales.
  • Tratar de mantener una correcta postura de la zona, tanto de pie como sentado, evitando largos periodos en una y otra posición.
  • Evitar las cargas sobre la espalda, y si se realizan, colocar la espalda recta y flexionar las rodillas.
  • Estiramientos de la musculatura afectada, principalmente del piramidal y de los isquiotibiales y en general de todo el miembro inferior.

Cómo dormir para aliviar el dolor?

Doblar ligeramente las rodillas hacia el pecho y colocar una almohada entre las piernas. Así, reduces la presión sobre el nervio ciático.

También te puedes acostar boca arriba con una almohada bajo las rodillas.

Algunos masajes como los procedentes de Oriente, tipo shiatsu, intentan restablecer el equilibrio de la energía,  para ello se suelen estimular los puntos de presión corporales, en este caso, de donde nos causa dolor en la parte baja de la espalda.

Estiramientos para aliviar el dolor:

Mi consejo natural:

Ten siempre cúrcuma en casa, ayuda a bajar la inflamación, en este caso del nervio y el músculo.

Puedes hacer una pasta con una cucharadita de cúrcuma y una cucharada de aceite de coco, a continuación añades leche vegetal ligeramente caliente y añades pimienta negra (facilita la absorción de la curcumina).

Posología:

Una vez al día, mejor antes de acostarse.

En casos de dolor agudo tomar el preparado dos veces al día.

Aplicar calor seco en la zona dolorida (un saquito de semillas va genial)

La cúrcuma debería formar parte de tu alimentación habitual, ya no sólo en casos como este sino en general, porque  tiene diversas propiedades, os dejo AQUÍ un enlace.

 

 

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *